Cómo identificar a quienes quieren \’hueso\’

Identificar a quienes quieren \’hueso\’ es fácil. Se ven por todos lados y hasta por desempeñar la más ordinaria responsabilidad arman un gran ruido.

En breve se renovarán más de 20 mil cargos en las administraciones públicas estatales y municipales habrá muchos mexicanos que buscarán un lugar. O simplemente quieren \’hueso\’.

Son aspirantes a una candidatura, a un puesto en el Gobierno o simplemente quieren llamar la atención de manera hasta absurda.

La mayoría recurre a las viejas y desgastadas prácticas. Desde hacer labor comunitaria como apoyar a escuelas, al deporte, necesidades en las colonias y claro, tomarse cientos de fotos con personas en situación de vulnerabilidad como niños, mujeres y adultos mayores en situación de vulnerabilidad. 

Estas son 5 típicas acciones que nos permiten identificar a quienes quieren \’hueso\’ o quieren llamar la atención para ir \’construyendo una candidatura\’.

1.- SELFIES Y FOTOS A CADA RATO

Se toman fotos ellos, lo que comen, a quienes ven y por las calles que transitan. También tienen tanta urgencia por darse a conocer que caen en lo ordinario como si almorzar nutritivo fuera algo que a la sociedad le resuelve problemas.

Lo más osados regalan cosas y brindan apoyo a gente en situación de vulnerabilidad a quienes usan como mascotas para reflejar bondad, empatía y compromiso con quienes menos tienen que suelen ser quienes más son usados por este tipo de políticos. 

2.- SON APLAUDIDORES NEURÓTICOS DE SUS JEFES POLÍTICOS

La mayoría de ellos tienen un jefe político que piensan que los hará candidatos o los promoverá. En un país donde Gobernadores y Alcaldes son los jefes políticos en turno, los aspirantes son sus principales propagandistas y utilizan sus redes sociales para compartir todo lo que sus jefes hacen. 

No es que esté mal crear comunidad a partir del trabajo conjunto de un equipo de gobierno. Lo penoso es que el eje central de sus publicaciones es la pleitesía que le rinden a su jefe o prospecto de jefe político. 

3.- CALLAN SOBRE LOS VERDADEROS PROBLEMAS, QUIEREN \’HUESO\’

Hablan de mil cosas, que si la justicia, la democracia el bien común, el desarrollo y el bienestar etc. Pero de los verdadero problemas de la gente no dicen ni una sola palabra.

Casi nadie habla de la inseguridad, el principal problema de la gente, muy pocos denuncia la corrupción en las esferas públicas – más cuando pertenecen al mismo partido que gobiernan-, y por lo regular no entienden de economía y la forma en que se genera el desarrollo económico. 

4.- CARECEN DE MARCA PROPIA

La mayoría de quienes aspiran a un puesto político o en el servicio público carecen de una identidad de marca que los distinga convenientemente del resto de los aspirantes que suelen ser muchos. Hacen lo mismo que la mayoría. Y por ser uno más, terminan siendo uno menos. 

5.- NO TIENEN UNA PROPUESTA DE VALOR

Son tan ordinarios, lineales, predecibles. Carecen de una propuesta de valor que le haga pensar a la audiencia ¿qué gano poniéndote atención en lo que haces?. Los grandes liderazgos políticos han trascendido porque enarbolan una causa, una bandera que los hacer impulsa grandes transformaciones. 

Cada vez será más fácil identificar a quienes quieren \’hueso\’. Sus excesos los delatan.

Trascender en tu desempeño es una obligación en un mundo tan competido, pero destacar debe ser el resultado de un plan estratégico con objetivos bien definidos. Y no por la mera desesperación para que te vean, pensando que te elegirán solo porque haces ruido.